Seguramente ya habrás escuchado el término Generación Z, ya sabes que nosotros somos los jóvenes que nacimos desde el 1995 hasta el 2010, y siempre se comenta que somos los nativos digitales porque hemos nacido con un móvil en la mano. 

En este post de blog no queremos volver a repetir todas las cosas que se dicen de la generación Z, queremos ser concisos y claros y explicarte cómo estamos afectando directamente a las empresas, a tú empresa. 

 

¿Cuáles son nuestros hábitos de consumo?

Según un estudio realizado por la consultoría McKinsey & Company hay tres pilares que las empresas tienen que tener en cuenta: 

  • Acceso por encima de posesión.
  • Expresión de la identidad de uno mismo.
  • Interés ético.

Estos tres pilares son la conclusión después de haber identificado que la Generación Z es la “True Gen” o la generación de la verdad. Este concepto de la “True Gen” viene de que estamos en constante búsqueda de la verdad y hay 4 comportamientos que respaldan esto:

Expresamos nuestra verdad individual.

No nos gustan las etiquetas, no creemos en los estereotipos y queremos experimentar con diferentes maneras de ser nosotros mismos, así construimos nuestras identidades. 

Conectamos a través de diferentes verdades.

Somos radicalmente inclusivos. Cada uno tiene su propio estilo y forma de ser; sin embargo, nos entendemos y nos aceptamos. Los antecedentes económicos y educativos no son tan importantes para nosotros sino tus intereses y tus motivos. 

Entendemos las distintas verdades.

El cambio proviene del diálogo, no del enfrentamiento. A través del diálogo aceptamos nuestras diferencias.

Destapamos la verdad en todas las cosas. 

Somos más realistas, más pragmáticos y analíticos. Tenemos mucha información al alcance de un clic y por eso nos gusta saber que está ocurriendo y así estar en control. 

 

Después de haber realizado una breve introducción de los comportamientos de la generación Z ahora es importante volver a los 3 pilares que hemos comentado al principio y así desarrollarlos un poco más en profundidad.

Acceso por encima de posesión.

Para nosotros tener acceso a una amplia gama de productos y servicios se ha convertido es una nueva forma de consumir, de aquí las plataformas de suscripciones, videos en streaming y servicios de “car-riding”.

Los productos se convierten en servicios y esto incentiva al consumo colaborativo. 

Las propuestas de valor de las empresas tienen que pivotar de solo ofrecer productos a ofrecer servicios y experiencias que conecten a los clientes con las marcas. 

 

Expresión de la identidad de uno mismo.

Ya no compramos y llevamos marcas para encajar en grupos sociales, nosotros consumimos marcas que nos permiten expresar nuestra propia identidad

Queremos productos que sean más personalizados y estamos dispuestos a pagar más por ellos. No solo eso, pero apreciamos las marcas que aceptan las causas con las que nos sentimos identificados. 

Para que haya más personalización, los consumidores tienen que compartir su información con las empresas; si embargo, seguimos sin sentirnos completamente a gusto a la hora de entregarle nuestros datos personales a una empresa. 

Aquí las empresas tienen dos caminos que pueden elegir, el primero es crear productos y servicios que vayan dirigidos a una audiencia amplia para así poder beneficiarse de las economías de escala, o el segundo que es intentar dirigirse a un nicho para potenciar la customización de los productos y servicios. 

 

Interés ético.

Tenemos expectativas altas de las empresas y queremos que tomen una posición clara. Las empresas tienen que elegir que causas éticas tienen más sentido para su marca y apoyarlas. Los ideales de una empresa tienen que ir alineados con sus acciones y las acciones de los empleados, directores, proveedores y todo el mundo que está relacionado con la empresa. 

Los Z nos gusta estar bien educados sobre las empresas que nos interesan, y si no lo estamos podemos obtener esa información fácilmente. Podemos identificar contradicciones rápidamente y esto afecta de manera crítica nuestra opinión sobre una empresa.

Entendemos completamente que las empresas puedan cometer errores; sin embargo, queremos que esos errores sean corregidos.

 

Desde Buzzinn queremos comunicarte la importancia de tener una mente abierta para así poder empezarnos a entender. Sabemos que a veces podemos ser insoportables y difíciles de complacer, pero tampoco somos tan misteriosos. Es innegable que nuestros comportamientos ya están y van a seguir cambiando la manera en la que consumimos e interactuamos con las empresas. 

Por esa razón, ¿por qué no empiezas ya a actualizarte?

Leave a Reply

Contacto.

Carrer Pallars 73, Poblenou, 08018

T: 609 966 596
E: info@buzzinn.es